Festival de bonificaciones y descuentos para estimular las ventas

La fuerte caída del consumo en el país generó un importante sobre stock de autos. Desde marcas de lujo ofrecen descuentos importantes hasta meses de seguro gratis en modelos económicos. ¿Cuáles son los beneficios que valen la pena aprovechar?

Las automotrices vuelven a apelar a una estrategia ya conocida en el mercado argentino para repuntar las ventas de 0 km: la guerra de precios. La sobreoferta de productos ante una demanda que no parece que se recuperará en los próximos meses trae preocupación entre los trabajadores de esta industria ya que la producción seguirá bajando sensiblemente. Es por esto que las concesionarias e importadoras de distintas marcas decidieron ponerle fin y estén ofreciendo bonificaciones para reducir los stocks de vehículos disponibles.

En el sector automotor, según los números de las concesionarias, al día de hoy existen alrededor de 240.000 autos en la oferta que representan entre 4 y 5 meses de ventas.

Las automotrices apelaron a una estrategia de venta audaz: ¡desataron una feroz guerra de precios! Para incrementar los márgenes de ganancia corporativa y aumentar el volumen de las operaciones. Hay sobre stock como nunca antes. En este contexto adverso, las terminales recurrieron al festival de bonificaciones para recuperar el flujo de ventas.

Como ocurrió en el año 1997: una de las medidas contra la crisis hoy es el “Plan Canje”, quienes dispongan de un auto usado, pueden entregarlo para retirar un 0km y financiar el resto a través de la misma fábrica. Las unidades disponibles son de todas las marcas. Y no hay sorteos ni licitaciones: se puede retirar un vehículo 0KM con un Auto Usado o con un Mínimo Anticipo.

Algunas terminales ofrecen ahorros que superan los $ 170.000, otros otorgan porcentajes de más de 30% sobre el precio de lista y también apelan a mejores posibilidad de financiación con tasa 0% en hasta 24 cuotas.

De la necesidad de otorgar beneficios no se salvan ni las nuevas marcas, generalmente con precios más bajos que sus competidores, ni las marcas de lujo, un segmento que había comenzado el año en expansión.

Algunas de las promociones vigentes continuarán por unos meses y se sumarán otras para los nuevos lanzamientos y los modelos que siguen acumulando unidades en las concesionarias. Para los potenciales compradores es momento de comparar opciones.

Es una tendencia que irá en aumento: por un lado por la necesidad de las fábricas de achicar stocks y por otro para no seguir perdiendo ventas, ni de concesionarias ni de fábricas.