Tener un auto 0 KM es el sueño de todos, un ultimo modelo, sin fallas, sin dolores de cabeza ni preocupaciones. Ese es el vehículo ideal. Lo difícil de conseguirlo es ¿Cómo puedo pagarlo?. Sigue leyendo y te enteraras de cuáles son las opciones más utilizadas para con seguir un plan de ahorros para financiar tu vehículo  y así podrás descubrir cuál se adapta más a tus necesidades.

Elegir el mejor plan de ahorros para financiar tu vehículo

Al momento de comprar un auto usado o nuevo, si no tienes como pagarlo de contado, el financiamiento puede ser el mejor aliado. De esta manera podrás permitirte comprar cómodas cuotas el vehículo de tus sueños;  algo que puede ser muy difícil de obtener solo con un pago.

Si en estos momentos no puedes comparar un auto de contado, el mercado te ofrece muchas opciones para financiar esta compra. Las principales en Argentina son: 1. Tomar un crédito prendario 2- suscribirse a un plan de ahorro para financiar tu vehiculo.

Pero, ¿Cuál conviene?. Si bien ambos sistemas son muy diferentes, ninguno se puede catalogar como mejor o peor que el otro. Cada sistema tiene sus pros y contras. Por lo que es necesario un análisis de cada caso.

Planes de ahorro

Gran parte de los clientes evalúan un dato importante: en los últimos 4 años los precios de los vehículos 0 Km subieron más de un 60%. Si se guarda el dinero en un banco, el interés que se percibe es más bajo que la inflación y si se deja la plata en un cajón también se termina perdiendo frente a alza de los precios.

¿Por qué un plan de ahorro?

• Sin requisitos de ingreso.
• Sin anticipos ni refuerzos.
• Las cuotas son valoradas en pesos.
• Sin intereses bancarios.
• Se puede vender o transferir indeterminadas veces.
• Se puede efectuar el cambio de modelo del auto.
• Al terminar el plazo máximo de 84 meses si el cliente no retira el auto se le devolverá el valor del auto actualizado al día de la fecha.

La única desventaja es que un plan de ahorros para financiar tu vehículo adjudican dos vehículos por mes: uno mediante sorteo y otro por licitación; este esta dirigido para quienes realicen la mejor oferta y estén al día con los pagos. Esto representa una gran desventaja ya que la persona no sabe con cuándo podrá disponer de su auto.

Planes de ahorro: Todo lo que debes saber

Aumento de los precios

Las cuotas van subiendo a medida que el valor del vehículo se incrementa. Esto hace que muchas personas no puedan continuar pagando. Se sugiere enviar una carta documento; pero en ningún caso, hay que dejar de pagar las cuotas sin antes avisar; ya que esta es la única manera de recuperar la inversión.

El modelo cambia

Puede pasar que cuando el plan está ya en marcha el modelo contratado se discontinúe o se quiera cambiar por alguna razón; en esos casos el administrador del plan esta obligación a avisar el motivo del cambio para que quienes lo contrataron se enteren de las razones del cambio. En caso de no hacer la notificación se podrá exigir que continúe con el auto originalmente contratado.

Imposibilidad de acceder a la financiación

Cuando uno de los participantes sale en el sorteo o pretende licitar deberá presentar un carpeta con su documentación personal y financiera para poder retirar y prendarlo el vehículo.

Gastos de entrega

Existen gastos de entrega, se debe leer la letra pequeña del contrato para tomarlos en cuenta.

Créditos prendarios

Los créditos prendarios es la opción por aquellos que quieren tener más rápido el auto a su disposición. La mayoría de estos créditos financian hasta un 70% u 80% del valor del auto; en un período desde los 12 y 60 meses. La tasa es fijada en pesos y las cuotas siempre son más altas que las de un plan de ahorro, pero la entrega del vehículo es inmediata.

Es importante que recordar que si bien la  Tasa Nominal Anual (TNA) es fundamental para la decisión, también se debe prestar atención al Costo Financiero Total (CFT); este incluye los intereses más todos los gastos, comisiones, seguros e impuestos que deben ser abonados. Se deben tener en cuenta todos estos detalles antes de tomar la decisión de tomar un plan de ahorros para financiar tu vehículo.